Skip to main content

Cerveza hecha con agua de lluvia

Un grupo de emprendedores en Holanda fabrican la primera cerveza a partir del agua de lluvia. El negocio muestra cómo funciona la economía circular que busca aprovechar los recursos naturales. 

El emprendedor social Joris Hoebe creó un negocio tras unir su hobby de fabricar cerveza con el problema de las inundaciones que sufre Amsterdam durante la época de lluvia.

“Tenemos veranos pésimo con una gran cantidad de lluvia. Y me di cuenta que para hacer cerveza se necesita una gran cantidad de agua. Entonces pensé: ¿por qué no juntar la abundante agua de lluvia y su necesidad de para elaborar la cerveza?”, recuerda Hoebe.

Esa pregunta fue el disparador para comenzar a reutilizar este agua, especialmente en los meses más lluviosos, y hacer una cerveza rubia de sabor un poco amargo, con toques frutales y muy suaves. 

Junto con un grupo de cuatro estudiantes e investigadores de MediaLAB Amsterdam, puso unos tanques enormes en las terrazas de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Ámsterdam. En tan sólo dos fines de semana de mayo recaudaron 1000 litros de agua de lluviaque luego filtraron hasta convertirlos en agua potable que, tras un largo proceso, resultó en la cerveza Hemelswater.

Esta iniciativa es un gran ejemplo de cómo funciona la economía circular que busca no desperdiciar recursos. “Toda forma de desperdicio tiene que ser aprovechada”, dice. 

La cerveza, que se hace en la fábrica de cerveza De Prael, cuesta 1.70 euros la botella, y se consigue en varios restaurantes y bares alrededor de la capital holandesa. Los emprendedores están pensando en optimizar y ampliar el proceso de recaudación de agua de lluvia para seguir creciendo, concientizando y tomando.

Comentarios

comentarios