Skip to main content

La mesa que enfría tu cerveza: FrescUP.

En pleno siglo XXI nos parece ridículo que te pidas una cerveza en un bar y a la mitad la cerveza ya se haya calentado. Hemos mandado gente al espacio pero no somos capaces de bebernos una cerveza bien fria de principio a fin.

Los sistemas de enfriamiento de bebidas convencionales como por ejemplo las neveras de los hogares o bares dejan de aportar frio a tu bebida en cuanto empiezas a bebertela (más…)

Enfría cervezas sin refrigerador

Método 1: Viento y Calcetín

1. Compra tu cerveza en botella de vidrio en lugar de lata. Las botellas de vidrio funcionan mejor para el método del viento.

2. Coloca la botella en uno de tus calcetines. Un calcetín normal de adulto debe ser perfecto, incluso las botellas de un litro pueden entrar.

3. Enfriar la cerveza. Una vez que la cerveza esté adentro del calcetín, moja la cerveza completamente. Coloca la cerveza en un lugar abierto en donde reciba mucho viento (mientras más fuerte el viento, más fría se pondrá la cerveza).

Es mejor colgarla – usa un poste de cerca, una rama de árbol, un espejo retrovisor, etc., para que la briza le pegue a la botella.
Sin una brisa lo suficientemente fría o sin mucho viento, este método no funciona del todo en un día caliente.
Deja la cerveza colgada entre 20-30 minutos para que se enfríe bien. Mientras más la dejes, más fría estará.
(más…)